OPINION
OPINIÓN PORTADA

ADELA ES UN LASTRE PARA MORENA

Por Jesús Lépez Ochoa

A 8 de julio del 2020

Adela Román Ocampo pasará a la historia como la alcaldesa que quiso engañar a los acapulqueños diciéndoles que iba por agua al desierto.

No solo hizo un lujoso viaje a Abu Dhabi, ciudad no menos extravagante que Dubái, acompañada por su séquito para darse trato de jefa de Estado, además lo reforzó con una ostentosa campaña de comunicación que concluyó con la pifia de unas supuestas promesas de inversión que no se verán materializadas -se vale la carcajada- hasta después de que concluya su gobierno. ¡Ajá!

Los acapulqueños no le compraron los espejitos mágicos. El aire y el chilate saliendo de regaderas y llaves en sus hogares son pruebas irrefutables de que lo único que ha solucionado es la situación económica de sus familiares.

Así lo han estado evidenciando importantes columnistas de la prensa nacional como Alejandro Cacho en El Heraldo, Salvador García Soto en El Universal, y José Ureña en 24 Horas, quienes dan cuenta de que tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador, como la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación ya la tienen en la mira por actos de nepotismo y corrupción, que son precisamente lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador no quería.

Obviamente Adela Román optó por “destaparse” por la gubernatura en una entrevista, en la trillada maniobra de hacer creer que se le critica porque se le ve como una fuerte candidata a otro cargo, cuando es obvio que no ha hecho sino una caricatura del que tiene.

En Acapulco hay un vacío de poder, una ineptocracia palpable que se intenta esconder con boletínes e inserciones de prensa pero resulta que la responsable cree que debe ser y que puede ser la candidata a gobernadora mientras sus gobernados no tienen agua pero sí calles oscuras, llenas de baches, basura, robos y asaltos.

Nada ha resuelto, ni nada resolverá. Por el contrario, se ha vuelto el cangrejo que jala hacía abajo a quienes aspiran por Morena a ser el próximo alcalde de Acapulco.

De qué les sirve la alta popularidad de López Obrador en Guerrero, que los puede catapultar en las urnas, si en lo inmediato chocan con un gobierno municipal inepto pero soberbio, indiferente e ingenuo que piensa que la gente cree todo lo que le dice, incluido eso de que les traerá agua del desierto, donde Adela Román seguramente se quedará clamando por una candidatura. Véase en el espejo de Evodio Velázquez su perredista antecesor.

Revolcadero

1.- Así las cosas en Acapulco se complica la sucesión municipal. Adela Román no ha aportado ni el más mínimo elemento para pensar en una campaña de continuidad. Tal vez por eso los únicos que han levantado la mano son integrantes del grupo de su adversario político Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, quienes podrían al menos intentar una diferenciación. Las voces que exigirán cambio luego del desastre de Adela serán aplastantes.

2.- Aunque algunos aspirantes como el síndico Javier Solorio Almazán y el diputado Moisés Reyes Sandoval están demostrando poca fe en el futuro de Pablo Amílcar. Ellos hacen ruido a sus propios proyectos cuando lo que está por definirse primero es el tema de la candidatura a gobernador. Más vale caminar con calcetines poniendo primero el proyecto de su jefe político como lo hace el coordinador de los regidores de Morena Hugo Hernández Martínez. Lo accesorio, corre la suerte de lo principal, sobre todo cuando nadie, tiene seguro nada.

3.- Por eso hace bien Victoriano Wences Real en salir a defender sus canicas de la ex perredista Beatriz Mojica Morga quien se mueve para llegar a la candidatura de una posible coalición encabezada por Morena vía el Partido del Trabajo. Ella se mueve muy bien a nivel cupular. Quiérase o no, allá es donde se definiría una candidatura que no sea por encuesta, aunque para eso, será el dedito de ya saben quién el que decida, así que ¡no se peleen!

4.- En las encuestas, siguen hasta arriba Félix Salgado Macedonio por Morena y Manuel Añorve Baños por el PRI. Hagan las cuentas que se hagan, así salen todas, aunque claro, conforme se acerca el proceso cada interesado tiene “otros datos”.

5.- El PRI ya publicó su convocatoria para renovar sus 81 comités municipales. En Morena nada se ha visto de la organización del comité estatal del que fue encargada el mes pasado por el Comité Ejecutivo Nacional Esther Araceli Gómez. Marcial Rodríguez Saldaña, secretario general en funciones de dirigente, está feliz con eso.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR