GUERRERO

BUENA ALIMENTACIÓN PREVIENE EL REFLUJO GASTROESOFÁGICO: IMSS

Afecta a cualquier persona, incluso bebés y niños

BOLETÍN INFORMATIVO

A 16 de agosto del 2020

Del 30 al 70 por ciento de la población tiene algún síntoma relacionado con el reflujo gastroesofágico, enfermedad que genera que el contenido del estómago fluya nuevamente hacia el esófago, indicó el médico especialista en gastroenterología del Hospital General Regional (HGR) N° 1 “Vicente Guerrero” del IMSS, Jorge Luis Memije Arzeta.

Explicó que, para prevenir, así como para controlar la enfermedad (cuando ya se padece) se debe reducir o evitar la ingesta de bebidas alcohólicas y las comidas condimentadas, grasosas o ácidas, que desencadenan la acidez; procurar no consumir alimentos antes de acostarse y mantener un peso corporal adecuado.

Los síntomas de la enfermedad son pirosis (sensación de ardor), que se percibe detrás del esternón; regurgitación, cuando los fluidos gástricos suben a través del pecho, pudiendo llegar hasta la boca.

Otras características de la enfermedad, que son comunes entre la población, son el dolor de pecho sin motivo aparente, jadeos, ronquera, dolor de garganta y tos, que llega a convertirse en crónica, entre otras.

El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social detalló que el dolor de pecho que provoca la enfermedad, llega a generar un estado de alarma en el paciente, debido a que puede ser confundido con falla del corazón, al generarse taquicardia.

El médico indicó que el reflujo gastroesofágico puede ser padecido por cualquier persona, incluso bebés y niños, y de no ser tratado en forma oportuna, puede hacer más severa la sintomatología.

Memije Arzeta destacó que el tratamiento que otorga el IMSS es farmacológico, de acuerdo a lo avanzado que se diagnostique la enfermedad.

Finalmente, recomendó acudir al médico en caso de presentar la sintomatología señalada y no automedicarse.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR