GUERRERO

Casi todos los pacientes que son intubados mueren, excepto en Coyuca de Catalán: Vélez

Según el último recuento hay 136 trabajadores del sector salud infectados, 12 fallecidos, la persona más joven de 38 años y la mayor de 64, y en su mayoría son hombres, informa la líder sindical

La secretaria general de la sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría Salud (Sntsa), Beatriz Vélez Núñez indicó que casi todos los pacientes de Covid-19 que son intubados a ventiladores de respiración mecánica han fallecido, aunque en Coyuca de Catalán hay muy pocos decesos; la mayoría son dados de alta.

Aclaró que aún se desconoce la razón de la recuperación alta de pacientes recibidos en Tierra Caliente, aún intubados, si es el calor seco que debilita al virus o es la atención médica, “es un tema por revisar”.

Consultada vía telefónica sobre los trabajadores de salud en la emergencia sanitaria, informó que en el último recuento había 136 personas infectadas y 12 fallecidas, la más joven de 38 años y la mayor de 64, en su mayoría hombres.

Aclaró que en el periodo de contingencia ha muerto más personal de salud, que no están incluidos en esta relación porque fallecieron estando en cuarentena, fuera del servicio.

Además del caso de una enfermera que se suicidó en su casa en Zihuatanejo, después de haber estado en servicio en el área Covid-19.

De los trabajadores contagiados en la atención médica indicó que cuatro murieron en el hospital de Renacimiento en Acapulco, cuatro en el general de Chilpancingo, dos en el de Iguala, uno en el de Taxco (un anestesiólogo), y otro en Zihuatanejo.

Advirtió que desconoce las particularidades de cada caso, si tenían enfermedades crónicas, aunque todos los casos de Covid se parecen: mueren por paro respiratorio.

“Tuvieron sintomatología clásica: dolor de cabeza, fiebre, diarrea, falta de respiración al cuatro o quinto día, mucha tos, algunos llegaron al ISSSTE o a hospitales estatales”, precisó.

Entonces dijo que la experiencia reunida hasta ahora indica que los ventiladores no son la solución para los enfermos,“es casi una sentencia de muerte. Sólo hay dos o tres pacientes que han salido adelante (después de la intubación)”.

Sin embargo, añadió que un médico terapista le explicó que los ventiladores se necesitan para darle una oportunidad de vida a los enfermos, aunque no hay un buen diagnóstico.

Además, no es lo mismo que el paciente sienta gran desesperación o esté cesado al momento de caer en paro respiratorio.

Aclaró que para los médicos es terrible tomar la decisión de intubar a un paciente que no ventila adecuadamente. Sin embargo, subrayó que por protocolo no se colocan respiradores de todos los internos en áreas críticas, “depende de la cantidad del daño que tienen del sistema pulmonar y cirulatorio”.

Indicó que el momento crítico para los pacientes con dificultades respiratorias es desintubarlo cuando empiezan a quitarle los medicamentos, y el cuerpo no siempre resiste la manipulación por la atrofia de los pulmones, llenos de agua, si es diabético, o tiene alguna otra comorbilidad.

Incluso, dijo que el primer deceso de la paciente de Covid en Taxco, la hija de una migrante se atribuyó a la falta de ventiladores porque no tenían el equipo. En el hospital de Iguala hubo otro deceso en las mismas circunstancias.

Mencionó que en cuanto subía la curva de contagios hicieron falta ventiladores dos o tres semanas. Mediante el Ejército se repartieron cinco y hasta diez ventiladores en los hospitales Covid-19.

Del abastecimiento de oxígeno aclaró que todas las camas de áreas Covid deben estar preparadas, y si al llegar un paciente no cuenta con este insumo en ese momento el personal de Recursos Materiales y de Mantenimiento debe proveerlo.

Hasta ayer seguían llenos los hospitales generales de Acapulco (42 camas), Renacimiento (19 camas) y Chilpancingo (34 camas). Por otro lado, en el de Iguala había cinco pacientes, en Taxco tres, en Zihuatanejo cuatro, en Ometepec cuatro, en Atoyac dos, uno en Ayutla y 11 en Coyuca de Catalán.

Ahí, destacó que la mayoría de los pacientes se han salvado, “si tienen un intubado lo sacan adelante. No sé si los trabajadores, los médicos tienen interés, o el calor seco debilita el virus”.

Añadió que en el hospital de Renacimiento también se han salvado personas sometidas a ventilación mecánica, “por eso la gran necesidad de tener todos los insumos al alcance, y dependerá del sistema inmunológico de cada paciente”.

En otro tema indicó que sigue abierta la plataforma del instituyo de Salud para el Bienestar (Insabi) para la contratación de médicos en Guerrero. Indicó sólo se cubrió la demanda de personal de Enfermería, y los pocos que aceptaron laborar en áreas Covid-19 vienen de otros estados.

Luego se refirió al presumible suicido de una enfermera del hospital general de Chilpancingo, el sábado. Aclaró que la trabajadora no estaba en servicio, se encontraba en cuarentena cuando ocurrió este lamentable incidente.

SUR ACAPULCO

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR