NACIONALES

Crecen ataques armados pese a epidemia por Covid 19

Al menos tres enfrentamientos armados se reportaron en localidades de Guanajuato, Sonora y Guerrero.

Foto: Cuartoscuro

La violencia en México no se ha detenido durante la epidemia por Covid-19 que comenzó desde finales de febrero. Al menos 18 personas, entre ellos seis policías, fueron ejecutadas este fin de semana en localidades del país, tras diferentes actos violentos vinculados con el crimen organizado.

Apenas el viernes pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que fue él, y no su gabinete de seguridad como había dicho con anterioridad, el que ordenó la liberación de Ovidio Guzmán Loera, hijo del narcotraficante Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán —líder del cártel de Sinaloa—, el pasado 17 de octubre de 2019.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó la detención de María “N”, Juana “N” y Rosalba “N”, presuntas operadoras financieras del Cártel de Santa Rosa de Lima originario de Guanajuato.

Según fuentes de seguridad María Ortiz es madre del líder criminal, José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, Juana “N” es su hermana y Rosalba “N” es su prima.

La Sedena señaló que las reacciones criminales se dieron luego de que personal de la Guardia Nacional y autoridades estatales dieron cause a una orden de cateo en un inmueble del poblado de San Isidro Elguera, en Celaya, donde se detuvieron a 26 presuntos integrantes de la delincuencia organizada.

Durante el cateo se incautó un kilo de metanfetamina, así como más de dos millones de pesos.

Luego del operativo hubo 47 reportes de incendios de vehículos y camiones, así como ataques a negocios en al menos 13 municipios, según fuentes de seguridad.

En redes sociales también circularon tres videos presuntamente grabados por colaboradores de “El Marro”, en los que confirmó la detención de su madre y amenazó a las autoridades, así como a Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘el Mencho’, identificado como el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que se presume también opera en el estado.

En tanto, en Sonora también se investiga la muerte de 12 personas tras los enfrentamientos armados entre grupos delictivos antagónicos que ocurrieron en el municipio de Caborca, entre viernes y sábado.

Al menos 10 cuerpos fueron hallados sobre la carretera federal 2, en el tramo Caborca-Sonoyta, en Sonora, a la altura del kilómetro 115.

La Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz y Seguridad Sonora confirmó la muerte de dos civiles y el hallazgo de la decena de cadáveres maniatados.

A través de un comunicado, las autoridades estatales también reportaron la quema de cuatro vehículos, un tráiler, así como incendios en cuatro domicilios, junto con la explosión de una bomba en una gasolinera.

En una serie de videos difundidos en redes sociales, se pudo apreciar el momento exacto en que se encontraron los cuerpos sin vida.

Por otra parte, seis policías estatales murieron luego del enfrentamiento que tuvieron este domingo en la carretera federal Taxco-Tetipac, en el punto conocido como EL Gavilán, en el estado de Guerrero.

La Fiscalía General de Estado confirmó los decesos y detalló que civiles armados atacaron a los uniformados con armas de alto calibre.

Abundó que en el lugar hallaron casquillos de AK-47, 7.62 x39 mm y AR-15, calibre .223

La violencia en números

  • 12 mil 184 homicidios pulposos se han registrado de enero a mayo de este año, según cifras de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.
  • 1,939 cuentas de sujetos vinculados con CJNG fueron bloqueadas a principios de junio por la Unidad del Inteligencia Financiera de Hacienda.
  • 47  reportes de incendios de vehículos y camiones hubo en Guanajuato.
  • 13 municipios guanajuatenses tuvieron ataques a negocios.
  • 75 bolsas con restos humanos halló el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses en fosas clandestinas de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Grandes distractores

Para el secretario general de México Unido Contra la Delincuencia, Juan Francisco Torres Landa, la violencia que se está viviendo en el país es parte de los enormes distractores de los problemas reales, además de una falta de compromiso de cumplir promesas de campaña y de repetir errores del pasado.

¿Cuál es la lectura de la violencia de este fin de semana?

—El tema de la pandemia y la crisis sanitaria que estamos viviendo y las imágenes que de repente son extraviadas o poco vistas de los hospitales, se conectan porque se repiten errores como militarizar la seguridad pública por un lado y abandonar, desolar y destruir los aparatos policíacos civiles, particularmente a nivel municipal, estatal y federal. Todo el trabajo que se había invertido en que se mejorara la capacitación  y coordinación se destruyeron por completo en aras de generar sólo un emblema como lo es la Guardia Nacional, que no existe en fundamentos, no no son policías pero no están haciendo las cosas para las que fueron capacitados entonces no darán los resultados pensados.

¿Por qué se ha asentado en estas zonas?

—Es bien sabido que la inseguridad crece en la medida en que no encuentra obstáculo alguno y en esas zonas así ha pasado. Además se suma el abandono de las fuerzas que se encontraban en las zonas. En Guanajuato, por ejemplo, se registra porque hay dos cárteles disputándose metro por metro y poblado por poblado, porque ha sido un campo fértil para ellos porque quienes ganar el pastel completo, no solo controlar el huachicol sino también el robo de autos, robo a transporte, cobros de derecho de piso y hasta de secuestro.

¿Por dónde empezar para ver un cambio?

—El gobierno podría cambiar todo comenzando con la frase: ¡me equivoque, pero hay manera de recuperarnos!, lo que pasa es que es más fácil cortarse las piernas que desdecirse y así nunca podremos avanzar. Si desde que inició la pandemia en el mundo se hubiera planteado otra estrategia estaríamos hablando de cómo logro el país posicionarse en todos los aspectos aún con el virus en el territorio.

Con información de PUBLIMETRO

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR