OPINIÓN PORTADA

Cuando volvamos a abrir la puerta…

A 10 de agosto del 2020

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, el aire estará más limpio, el agua más cristalina y los bosques más espesos.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, los picaflores nos cantarán al oído mil secretos de amor, que los pingüinos harán las más bella danza, y que los delfines nos darán la bienvenida.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, seremos libres de pensamientos antiguos, libres del miedo al que dirán los otros y que seremos libres del apego material.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, la tierra estará llena de flores de los más hermosos colores, que las mariposas volarán más alto y que los olores serán más dulces que la miel de abejas.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, no hablaremos ni de patria ni de matria, ni tendremos fronteras, ni apellidos, ni religión, ni banderas.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, apagaremos la televisión para siempre y miraremos las estrellas todas las noches, estrellas que nos contarán la verdad, esa verdad sin pasado, ni futuro.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, nos miraremos sin vergüenza a los ojos, y que nos tomaremos de las manos y que seremos una sola tribu, tribu de los seres humanos porque haremos menos y seremos más.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, iremos a correr por los cerros y subiremos montañas muy altas, que reiremos a carcajadas y jugaremos y bailaremos como niños, y que así la vida será un goce constante.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, llevaremos cada uno la más bella corona dorada, el más hermoso corazón
y las más pura mirada.

Dicen que cuando volvamos a abrir la puerta, re-conoceremos el paraíso y el cielo en la tierra, que caminaremos descalzos sin prisa y sin equipaje. y que no buscaremos propósitos para vivir, sino que simplemente viviremos.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR