PORTADA SALUD

CUIDADO CON LA DERMATITIS DE CONTACTO IRRITATIVA

El uso de gel y jabón en exceso, podrían ocasionarla

Dra. Tania Villalobos Romero

Por Julio Palacios Márquez

Iguala, Gro, a 18 de junio del 2020

La pandemia por el coronavirus,
ha tenido como consecuencia el uso en exceso de gel antibacterial, jabón y otras sustancias que sirven para el combate del virus, sin embargo, hay formas correctas en que se pueden usar, sin que le causemos daño a nuestra piel.

La doctora, Tania Villalobos Romero, con amplio prestigio como dermatóloga en nuestra ciudad, nos platicó de las enfermedades qué pudiéramos tener si no hacemos un uso adecuado tanto del jabón
como del gel antibacterial.

Y nos explica: “La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado la importancia de mantener las manos lo más limpias posibles, lavando frecuentemente con agua y jabón y con la aplicación de gel antibacterial con base alcohol al 70%.

“Una de las formas en que las personas se infectan con el coronavirus es a través de la transmisión de persona a persona. Este contacto cercano en forma de un abrazo, un apretón de manos o estar en un espacio público lleno permite a las personas infectadas extender fácilmente sus gotitas respiratorias al estornudar o toser”, dijo.

“Estas gotas respiratorias son pesadas, caen al suelo fácilmente. Dependiendo de dónde aterrizan, podrían persistir en una superficie antes de ser tocadas por una mano que lleva el virus a la nariz, boca o
a los ojos, provocando así una infección”, anexó.

La profesionista nos dice que ambas acciones resultan efectivas, pero en gel antibacterial es una medida de higiene adicional que no sustituye al lavado de manos.

Y dice: “El uso correcto del gel antibacterial consiste en aplicar entre 2 a 3 ml, lo que equivale a 2 disparos de los dispensadores convencionales. El gel actúa por contacto, no por frotamiento y se debe mantener hasta
que se haya absorbido. Siempre debe aplicarse sobre la piel seca y
limpia”.

Con amplia experiencia en exitosos tratamientos para la piel ante las múltiples enfermedades que surgen por falta de cuidados, afirma que al practicar estas medidas de manera repetitiva y constante podríamos tener consecuencias negativas, como por ejemplo la llamada dermatitis de contacto irritativa, una especie de sarpullido ocasionado por el contacto con una sustancia determinada, la cual puede irritar la
piel o en consecuencia una reacción alérgica.

Y precisa: “Los jabones o el gel antibacterial pueden ir eliminando el manto lipídico de la piel (función de barrera que evita la pérdida de agua y bloquea la entrada de sustancias externas del medio ambiente)”.

“Entre los riesgos se encuentran: una alteración del pH, dermatitis de contacto irritativa, cómo ya expliqué; exacerbación de la dermatitis atópica, riesgo de sobreinfección bacteriana.”

“La evolución de las dermatitis irritativas se pueden dividir en 3 fases: manos secas y rasposas, manos enrojecidas, con ardor o comezón y manos con descamación, presencia de fisuras, vesículas o ampollas
(en este caso es importante consultar a su dermatólogo)”.

Para la profesionista, una buena alternativa es hidratar de forma repetida la piel, aplicando cremas dermatológicas (sin perfumes o colorantes), “posterior a cada vez que lavemos nuestras manos y cada vez que apliquemos gel antibacterial, ya que éste se haya secado, en un lapso de 20 a 30 segundos aproximadamente”.

Agregó que también el uso de jabones suaves o SYNDET (Synthetic Detergent), conocidos como “jabones in jabón”, pues estos productos respetan el manto lipídico.

Y remarca: “Los virus están rodeados por una capa de proteínas y una capa de
grasa, cuando los virus interactúan con el jabón, las moléculas de éste eliminan esa capa de grasa, lo que también obliga al virus a desengancharse de la piel.El jabón destruye el virus.”

“En cuanto al lavado de manos, el 97% de las personas no lo hacen de manera adecuada. Se han detectado 2 situaciones: la duración de esta medida no se realiza con el tiempo sugerido que es de al menos 20 segundos, según el CDCP (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) esto con la finalidad de eliminar más gérmenes.”

“Además, no utilizan una toalla limpia para el secado y por otro lado, al momento de realizar el aseo, si estamos en contacto con el cloro, hay que utilizar guantes, eso evitará que exista una sobre-exposición a
este producto”.

Finalmente, dice que debemos de hacer conciencia sobre estas recomendaciones, ya que significa el cuidar de nuestra salud y la de los demás: “es la diferencia entre la vida y la muerte, así de sencillo”.

La Dra. Tania Villalobos Romero, atiende en Iguala, en el Hospital “La Piedad”, a un costado del puente elevado en la carretera México-Acapulco, con teléfono para agendar citas, 733 33 2 32 28.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR