OPINIÓN PORTADA

DEBEMOS FRENAR LA DISCRIMINACIÓN


Por Julio César Hernández Martínez

Un movimiento contra la discriminación empieza a levantar fuerza en todo el mundo.

Hace unos días en la ciudad de Mineapolis, Estados Unidos un ciudadano de raza negra llamado George Floyd murió por asfixia, provocada por un policía norteamericano, tras esposarlo y ponerlo boca abajo presiono con su rodilla contra el cuello de Floyd. Este suceso fue grabado con los teléfonos móviles de los presentes y difundido por las redes sociales.

La muerte de Floyd origino el resurgimiento de un movimiento surgido en 2013 llamado “Las vidas negras importan”, el cual a través de diversas acciones buscan impulsar el respeto de los derechos civiles de la raza negra en Estados Unidos.

Las protestas crecieron en todo el mundo. Diversos artistas, deportistas e intelectuales levantaron su voz para reclamar que la discriminación en el mundo debe desaparecer.

Entendemos como discriminación, aquel trato desigual a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, de sexo, de edad, de condición física o mental. Por desgracia se presenta con frecuencia en México y en nuestro Estado de Guerrero.

El racismo se ha presentado en México desde el siglo XVIII dándole atributos negativos a los indígenas o negros en nuestro país. Esta conducta puede afectar a cualquier persona, pero se considera que hay grupos sociales como los pueblos y comunidades indígenas que lo han sufrido en forma sistemática.

De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre discriminación realizada por el Inegi y dada a conocer en 2018, un porcentaje de aproximadamente al 20.2 por ciento de los mexicanos, se ha sentido discriminado por diversas causas.

Conforme a esta encuesta podemos conocer algunas estadísticas importantes:

  • a) 2 de cada 10 mujeres recibieron menos paga que su equivalente hombre por realizar el mismo trabajo.
  • b) 7 de cada 10 mexicanos de tez morena afirma ocupar los puestos mas bajos en su lugar de trabajo
  • c) 5 de cada 10 discapacitados dijo que sus derechos importan poco o nada a la sociedad.
  • d) 2 de cada  10 hombres asegura que algunas mujeres son violadas porque ellas lo provocan
  • e) 7 de cada 10 mexicanos morenos no tiene estudios superiores.
  • f) 3 de cada 4 personas consideran que las personas indígenas son poco valoradas por la mayoría de la gente.
  • g) 4 de cada 10 personas opinan que los grupos indígenas son considerados poco trabajadores.

Asimismo muchas frases discriminatorias forman parte de nuestras conversaciones. “hay que mejorar la raza”; “trabajaste como negro”;  “como te ven te tratan”; “no seas indio” “eres un naco” son palabras que deben desaparecer en nuestro país.

Por eso debemos frenar la discriminación, ya que niega el ejercicio igualitario de las libertades, derechos y oportunidades para vivir. El sistema educativo y los hogares son excelentes espacios para lograrlo.

Los que profesamos alguna religión sabemos que somos iguales ante nuestro Dios. Ahora debemos cumplir con lo que pensamos y convertir a México en una nación mas igualitaria.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR