IGUALA PORTADA

DOS TANQUES NUEVOS PARA EL DESARENADOR: BENJAMÍN


El colapsado quedó inservible.

Ing. Benjamín Domínguez Martínez (Foto: Facebook)

Por Julio Palacios Márquez

“La tormenta que cayó la semana pasada, nos vino a colapsar el desarenador creando un socavón que lo dejó inservible, para buena fortuna, lo más caro que es la infraestructura, está intacta”, dijo Benjamín Domínguez Martínez, director general de Capami en el municipio de Iguala.

Hace un año, el gobierno del doctor, Antonio Jaimes Herrera, celebró la gran obra que se hizo con recursos de Capami y que vendría a sanear en buena medida la turbiedad del agua.

Los logros eran palpables pero vino una de las primeras tormentas de intensidad y entonces llegó el colapso del tanque.

Trabajos que se realizan

“Yo no soy un hombre –dice Benjamín- que ande echando culpas, por el contrario, me gusta asumir la responsabilidad cuando me corresponde y ante esta situación, de inmediato llamé al empresario Primo Figueroa quien construyó el desarenador para que respondiera por esta anomalía.

“Para buena fortuna la obra tenía garantía y se comprometió a construir dos tanques a un costado, en terrenos que son de Capami pero considerando también las firmas de las personas que nos tienen que dar el permiso para construirlos”.

Los nuevos tanques

El funcionario dice que al principio se pensó en rehabilitar el tanque pero cuando se revisó la infraestructura, “nos dimos cuenta que estaba intacta y ahora solo la conectaremos a los nuevos tanques. 

“Paramos el servicio del desarenador y mandamos el agua directa desde la potabilizadora, lo colapsado se irá quitando para evitar un riesgo”.

Según un estimado, las pérdidas ascienden a los 400 mil pesos pero, “los nuevos tanques no nos van a costar nada, la empresa ya dio su palabra e iniciará la construcción que esperemos esté lista en dos meses”.

Entre la infraestructura intacta que menciona Benjamín, lo más caro, incluye la tubería hidráulica, válvulas, compuertas de acero inoxidable, tolvas, rejillas de acero inoxidable, “todo eso se reutilizará porque están en excelente estado”.

Domínguez aclaró que esta contingencia no provocó ningún desabasto porque hay una válvula en bypass y, “funciona como cuando se le da servicio al desarenador y se cierran las válvulas”.

La obra colapsada

Y terminó así:

“Gracias a Dios todo quedó en eso y lo vamos a arreglar, nadie quisiera que se le cayera un árbol en su casa, pero ante los fenómenos naturales poco podemos hacer, sin embargo, como te dije, soy el responsable, me gusta dar la cara y qué bueno que la empresa absorberá los costos mientras yo iré informando de lo que se haga

“Y para los que hablan de corrupción, por primera vez se trabaja con números negros porque aquí todo tiene transparencia; la construcción del desarenador fue avalada por el cabildo municipal, no a simple capricho de nadie y sus resultados saltan a la vista, porque Iguala ya no tiene el agua chocolatada de antes”.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR