DEPORTES INTERNACIONALES

La misión de Ben Roethlisberger: recuperar el tiempo perdido y ganar otro anillo de Super Bowl

A 5 de agosto del 2020 / Con información de ESPN

Luego de perder casi un año por lesión, Ben Roethlisberger está de regreso y ansioso de recuperar el tiempo perdido con los Pittsburgh Steelers.

En 2019, luego de que Roethlisberger sufrió la rotura de tres tendones en el codo derecho en la Semana 2 del calendario regular, los Steelers sufrieron una notable caída en eficiencia ofensiva, pero, pese a ella, se quedaron a un triunfo de llegar a Playoffs.

Sin su líder y pese al descenso en la producción ofensiva, Pittsburgh se quedó a una victoria de llegar a la Postemporada y la presencia de Roethlisberger podría marcar la diferencia para dar ese paso y quizá más.

Roethlisberger parecerle así creerlo y su ánimo es notable.

“Aún quiero ganar Trofeos Vince Lombardi y lo dijo en plural”, dijo Roethlisberger en días recientes, luego de su primera práctica formal tras recuperarse de la cirugía en el codo.

De cumplir con su deseo la próxima temporada (si es que ésta se celebra sin contratiempos) y alzar el Trofeo Vince Lombardi el 7 de febrero de 2021, Roethlisberger se convertiría en el tercer quarterback de mayor edad en ganar el título de la NFL con 38 años y 342 días.

Los otros pasadores que han ganado el Super Bowl con mayor edad son Tom Brady dos veces, en la temporada 2018 con 41 años y 184 días y en la campaña 2016 con 39 años y 186 días, y Peyton Manning con los Denver Broncos con 39 años y 320 días en la temporada 2015.

Otra hazaña al alcance, aunque de menor perfil, representa un reto que Roethlisberger ha sabido superar a lo largo de su carrera.

Si los Steelers lograron tener registro de .500 sin él, la lógica indica que la presencia de su quarterback titular los llevaría a tener marca ganadora, algo que le permitiría a Roethlisberger llegar a 14 campañas con récord ganador y empatar a Peyton Manning en el tercer lugar de la selecta lista, la cual encabezan Tom Brady (18 temporadas) y Brett Favre (15).

Con Mason Rudolph como quarterback titular en ausencia de Roethlisberger en 2019, la ofensiva de los Steelers usó más su ataque terrestre, al tiempo que las defensivas rivales no se preocuparon tanto por Rudolph.

Con Roethlisberger de vuelta en el campo, es un hecho que las defensivas modificarán su enfoque y se preocuparán por el brazo de “Big Ben” y al mismo tiempo, la ofensiva terrestre de los Steelers encontrará más espacios, lo que impactará a una ofensiva que seguramente mostrará un perfil más productivo en 2020.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR