PORTADA SALUD

La odontología en tiempos de pandemia Covid-19

Una plática con el Dr. Homero Tavira Jaimes

Dr. Homero Tavira – Foto: Facebook

Por Julio Palacios Márquez

Las bacterias y los virus son los grandes asesinos en la historia, la viruela, el sarampión, la gripe española, la peste negra, y el VIH. 

La viruela a lo largo de los siglos es el homicida número uno, se calcula que mató a 300 millones, el sarampión ha matado más de 200 millones, la gripe española liquidó más de 40 millones en el mundo, la peste negra mato el 38 %de la población europea, unos 200 millones, el VIH desde que a principios de los años 80 se diagnosticaron los primeros casos en EE. UU., se estima que 78 millones de personas han sido infectadas por el virus y 39 millones han muerto por su causa o enfermedades relacionadas.

En el año 2109, aparece en china el coronavirus, mismo que se ha convertido en una pandemia que amenaza a la humanidad con millones de muertes sino se ataca de manera científica, responsable y solidaria.

Se llama pandemia a la propagación mundial de una nueva enfermedad, cuando surge un nuevo virus, se propaga por el mundo y nadie tiene inmunidad contra él. 

Para el director general de la Clínica de Especialidades Médicas Odontológicas de Iguala, Dr. Homero Tavira Jaimes, es importante tener presentes bien los síntomas de la enfermedad del virus. Clínica de Especialidades Médicas Odontológicas. Magdaleno Ocampo 31, esq. Comonfort.

“Una persona –nos dice- puede contraer la COVID‑19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar, por eso es importante mantenerse al menos a un metro de distancia de los demás. Estas gotículas pueden caer sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas, manijas, asientos y barandales, de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca”.

“De igual manera –abunda- una persona infectada puede contagiar con el saludo de  mano, por lo mismo se debe evitar, pues el periodo de incubación oscila de 2 a 14 días,  Por ello es importante lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol, sanitizar todos los objetos y muebles”.

COVID-19 es una infección del tracto respiratorio inferior, lo que significa que la mayoría de los síntomas se sienten en el pecho y los pulmones. “Eso es diferente de los resfriados que provocan una infección del tracto respiratorio superior, donde tiene secreción nasal y congestión nasal”, precisa.

La taza de letalidad promedio es de 5% que aumenta dependiendo la edad, mayores de 65 años, enfermedades autoinmunes, hipertensión, diabetes, obesidad, seropositivos de VIH.

Y afirma:

“Importante recalcar que el vector (agente trasmisor) en este caso, es el ser humano y por lo tanto la cantidad de infecciones es muy superior a cualquier otra enfermedad, rápida propagación y contagios.

“Sin lugar a dudas esta epidemia, nos habrá de afrontar la vida con una nueva modalidad para relacionarnos en todos los ámbitos; trabajo, familia, sociedad, diversión, atención a la salud, educación, etc.

“Los profesionales de la salud obviamente estamos en un momento en el que crecemos en sabiduría y experiencia, a medida que la pandemia evoluciona, lo cual no es lo ideal, pero, al día de hoy, tenemos claras algunas medidas que podemos tomar en cuanto a prevención se refiere, teniendo en cuenta, sobre todo, la facilidad que tiene el virus para propagarse entre los aerosoles de la consulta y las gotículas como principal vía de diseminación del virus”.

El especialista al que se puede consultar en Magdaleno Ocampo 31, esq. Comonfort, donde está su clínica, dice que la atención odontológica, “requiere de una cercanía de al menos de 30 centímetros de la cavidad oral, y los odontólogos somos profesionistas de riesgo, sin embargo, somos el gremio con mayor conocimiento y capacitación en bioseguridad y control de infecciones desde nuestra formación, el coronavirus nos ha llevado a tomar medidas más estrictas de bioseguridad, desinfección, sanitización y protocolos de atención a los pacientes”.

El reconocido odontólogo afirma que los nuevos protocolos de atención en la “Clínica de Especialidades Médicas Odontológicas”, incluyen un cuestionario previo para detectar posible contagio: Si ha presentado dolor de cabeza, tos, estornudos, fiebre, dificultad para respirar, dolor o ardor de garganta, escurrimiento nasal, perdida del olfato, ojos rojos, dolores musculares o articulares, diarrea, si ha estado en contacto con alguna persona con sospecha o confirmación de coronavirus. No se realizan  tratamientos en pacientes sospechosos de ser portadores del COVID19.

“Todas las zonas comunes de la clínica –explica- se limpian y desinfectan dos veces al día, al igual que manijas, sillones, ventanas, mesas, sanitarios.

“El acceso a la sala de espera se hace previa sanitización del calzado en tapetes, alcohol en gel para las manos, cubrebocas, mínima espera en sala para su atención, nuestras unidades dentales previamente se sanitizan, con atomizador y toallas en todas las superficies. Usamos aspiración de alta potencia para disminuir la propagación de aerosoles, todos nuestros insumos son desechables y su manejo se hace en contenedores específicos.

“El equipo de dentistas, equipo de bioseguridad, guantes, cubrebocas, lentes y careta. Nuestro instrumental se lava, desinfecta, se coloca en bolsa termo sellada y se esteriliza en autoclave. Todo el personal recibe formación y actualización en las nuevas medidas y protocolos de atención.

“Estamos preparados para atender urgencias dentales, entendida esta como la aparición súbita de una condición patológica buco maxilofacial, que provoca una demanda espontánea de atención, cuyo tratamiento debe ser inmediato, impostergable, oportuno y eficiente, como dolor, abscesos y traumatismos que son las principales patologías que pueden causar con limitación de la actividad normal del paciente o que puedan suponer un riesgo para el estado general de salud del mismo”.

Y recalca:

“La odontología ante el COVID 19, merece de una respuesta rápida y eficaz de prevención de la enfermedad, evitando el contagio, la contaminación de la clínica dental, y otorgando información a nuestros pacientes, la COVID-19 se ha convertido en una amenaza para la salud pública mundial y ha puesto en evidencia la vulnerabilidad de los países frente a una emergencia sanitaria, pero también se ha instaurado por las redes sociales y la irresponsabilidad de algunos una cultura de miedo acompañado por la desinformación. 

“Queda claro, la atención odontológica ya no será como antes, todos debemos de actuar como si estuviéramos contagiados, sana distancia, cubrebocas, lavado frecuente de manos, estornudo de etiqueta, uso de gel con alcohol, buena alimentación, ejercicio, evitar comida chatarra y refrescos, aseo personal. Con estas medidas el contagio se atenuara, mientras nuestras esperanzas están puestas en la ciencia médica. Una vacuna o bien  tratamiento médico eficaz”.

Homero Tavira Jaimes. 

Cirujano Dentista UNAM. Especialista en Ortodoncia CEIO. Diplomado en Cirugía bucal y pre Protésica UNAM/ISSSTE. Diplomado en Implantología Oral UAG. Conferencista nacional e internacional. Perito en odontología y lesiones maxilofaciales del TSJ Edo. De Guerrero. 

Iguala de la Independencia, Gro. Centro. Tels. 733 124 5845   /   733 131 4388

Comparte esta noticia:

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR