OPINIÓN PORTADA

LAS CHOZAS DE LOS POBRES

A 9 de julio del 2020

“La mayor parte del mal en este mundo, es hecho por personas con buenas intenciones”.

TS Eliot.

Cuando iniciamos este año 2020, lejos estábamos de pensar que una terrible pandemia tendría al mundo consternado,  a pesar de que no hemos visto aún su final, el Covid 19 deja lecciones contundentes no solo sobre lo que día a día aún debemos todavía sortear en el corto y mediano plazos, sino lo que las consecuencias de todo esto vislumbran hacia el largo.

Lo primero que hay que reflexionar sin duda alguna es lo efímero y vulnerable, que, en los hechos, somos los seres humanos.

De golpe y porrazo, queda claro que la soberbia y la insensatez, tan proclives en las sociedades egoístas de nuestros tiempos, reciben un “estate quieto” muy útil para hacer un alto en el camino respecto a la necesidad que tenemos ya no solo para componer el rumbo por nosotros mismos, sino para hacerlo pensando en el legado que habremos de dejar a las siguientes generaciones en un planeta, que, en muchos sentidos, los seres humanos hemos corrompido y trasgredido valores de respeto a lo que nos nutre y da vida.

Por ello, en México sería utópico pretender en unos párrafos formular, y más razonar,  la fuente creadora e impulsora del comportamiento público y privado que sumados han impuesto al individuo y bienes patrimoniales de la nación basándose en un sistema político, económico y social en respaldo de un Poder de rapiña, afirmado en la desigualdad, su proceder en esencia no ha variado (coyunturas de por medio) del “catecismo cristiano” colonialista español a los feudos oligarcas presentes: trágico deambular de marginadas mayorías urbanas y rurales.

Largo y sinuoso sendero transitado por un pueblo abatido tanto de ida, como de regreso, acompañado por la fiel sombra  de su descomunal pobreza, el despojo generacional de vivir mal y morir peor al no disponer ni siquiera de los mínimos básicos que contrario a toda creencia, no se reduce a recibir determinada despensa o contadas monedas pues el azote del látigo lacera más, mucho más que los falsificados programas oficiales hechos de tinta porque, amén de impostores, de haber recursos serán desviados a la cartera del enjambre corrupto disfrazado de Reyes Magos los que, llegado el momento, informarán del “rescate de olvidados víctimas de pasados gobernantes…”

Sigue vigente, el cínico y criminal modelo hambreador socio-económico multiplicador de la desigualdad persevera sosteniendo un Estado y gobierno sirviente de la minoría explotadora, apátrida, conservadora, concentradora de riquezas fruto del pillaje que, junto a herencias familiares engendro de toda suerte de latrocinios, acorralan mediante devastador fuego a millones de pobres representativos de la opresión padecida en México por cuanto acusa, a una clase política y económica  que excluye a una población considerada incompetente e improductiva que más allá de hacer falta sale sobrando.

Cruda realidad impuesta por parte de clanes oligarcas y funcionarios que trafican con el dolor y la miseria de centenares de espaldas que cargan a cambio de migajas, votos y humillaciones las que para librarse de tales es imprescindible tomar las cosas por la raíz, demoler las causas, transformar los efectos, romper el círculo vicioso de tamaño atentado y luego, entonces sí, blindar a los olvidados a través de la justicia y no de la condena.

Ahora bien, es importante asumir con objetividad  lo siguiente: una vez que la pandemia pase y que nosotros los humanos que la podamos librar nos dispongamos a hacer el recuento de los daños más allá de los más trágicos que tienen que ver con quienes lamentablemente perdieron la vida, nos debemos disponer a retomar con todo vigor nuevas maneras de generar y distribuir la riqueza a sabiendas de que la recesión económica mundial que en los hechos producirá la actual emergencia significará un enorme reto a solventar entre todos.

En este contexto, sociedad civil y gobiernos, entes públicas y privadas, tendrán que cerrar filas dejando de lado el antagonismo y la arrogancia como resultado de los esperados aprendizajes de deje la tragedia si es que no la queremos ahondar más…

Es tiempo de enmendar el camino y en este sentido, la improvisación, la terquedad, la demagogia y la irresponsabilidad no son ni serán buenas consejeras…

Es tiempo de rectificar para encontrar la oportunidad en la adversidad, pues, en los hechos, el tiempo y el beneficio de la duda se han agotado.

Para emancipar a los pobres de México se requiere ser, y no solo pretender ser…

Algo Más…

El Municipio recibirá 750 mil pesos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) para elaborar el proyecto de Programa Municipal de Desarrollo Urbano

Lo anterior, luego de que el Municipio de Iguala resultó seleccionado para recibir el apoyo del Programa Mejoramiento Urbano (PMU) 2020, en la vertiente de Planeación Urbana Metropolitana y Ordenamiento Territorial, modalidad Planeación Urbana Municipal para la elaboración del proyecto de Programa Municipal de Desarrollo Urbano.

Con este proyecto el Municipio podrá actualizar el Programa Municipal de Desarrollo Urbano de Juárez, que data de 1984, y no ha sido actualizado.

El PMU para el ejercicio fiscal 2020, fomenta el ordenamiento territorial y urbano en territorios que correspondan a ciudades de 50 mil y más habitantes del Sistema Urbano Nacional 2018, en beneficio de la población que reside en los Polígonos de Atención Prioritaria.

Otros Municipio del país que también obtendrán este apoyo son Cárdenas, Cd. Juárez, Jaltencoy, Zumpango, Mexicali, Minatitlán, Nacajuca, Nogales, Poza Rica, Tecamac, Tijuana, Tonanitla, Tizayuca y  Tultepec.

DLXXXIX.- Y te recuerdo, estimado lector, las personas nos recordarán, no por lo que les dijimos, sino por cómo los hicimos sentirse, así que ten cuidado con tu lenguaje, las palabras duelen, y también salvan vidas. No es lo mismo estar triste que melancólico.

El Coronavirus muestra el oportunismo político en Iguala.

Sabías que: Hasta que el presidente Kennedy fue asesinado, no era delito federal asesinar al Presidente.

Hasta la vista.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR