GUERRERO

Prevé el presidente del Grupo Chilpo el cierre de al menos 150 negocios este mes

El despido de trabajadores afectará a familias enteras y habrá violencia y agitación social, advierte Adrián Alarcón / Foto: SUR ACAPULCO

El presidente del Grupo Chilpo y ex presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Adrián Alarcón Ríos, previó ayer que los empresarios no aguantarán un mes más con sus negocios cerrados y anunció que este mes de junio cerrarán por lo menos 150 negocios por las “graves” condiciones económicas en que ya se encuentran.

Presagió, asimismo, que las consecuencias, si continúa la situación así, serán el caos en las próximas semanas por el despido de trabajadores que afectará a familias enteras, y acarrerará violencia y agitación social, por lo que urgió al gobierno federal a que los auxilie con estímulos fiscales.

Por otra parte, informó que en dos semanas han fallecido unos 10 empresarios por Covid-19, y que existe un número indeterminado de contagiados, se quejó que existe un subregistro tanto de decesos como de contagios y que por eso ya nadie cree en las cifras que se dan a conocer todos los días por parte de la Secretaría de Salud, federal y estatal.

Declaró por teléfono que al inicio de la pandemia los empresarios decidieron aguantar, “y sobrevivir rompiendo el cochinito, sacando lo que teníamos abajo del colchón y decidimos usar los ahorritos o varios acudimos a los créditos de bancos”, pero dijo que eso fue para los primeros dos meses que mantuvieron cerrados sus negocios y que para este junio ya muchos no van a aguantar.

Contó que algunos desde antes de la pandemia ya se habían atrasado con el pago de sus rentas porque apenas venían saliendo del problema de la inseguridad que se vivió en los meses pasados.

“Y ahora digamos que la pandemia es como la cruda después de la borrachera de la inseguridad que habíamos padecido”.

Alarcón Ríos anunció que en los próximos días se va a comenzar a ver el traspaso de negocios, el cierre de cortinas en forma definitiva.

“Nuestra preocupación por las utilidades pasará a segundo término, porque lo que queremos es seguir manteniendo las fuentes de empleo, pero desgraciadamente ya se nos hace muy complicado tener los negocios cerrados porque éstos generan renta, gastos de operación y sumado a esto tenemos que seguir pagando personal sin tener ventas”, se quejó el empresario de la construcción.

Insistió que para cualquier empresario es difícil seguir pagando la nómina, el Seguro Social, el Infonavit, la energía eléctica, “porque los medidores siguen funcionando sin tener servicio”, impuestos y las cuotas al IMSS, “que no bajan y nos siguen causando un estrago cada bimestre”.

Para el empresario toda esta carga de pagos sin tener sus negocios y empresas abiertas “ya es insostenible y varios ya no van a aguantar”.

Dijo que mientras tanto a más de dos meses de la contingencia no han visto estímulos a la economía como se hace en otros países, “no pedimos otra cosa sino que acudan en nuestro auxilio los que les hemos venido pagando nuestros impuestos”.

Dijo que el gobierno federal funciona con los ingresos del petróleo y de los impuestos, pero que ya se le agotó el ingreso del petróleo “y dentro de poco se le van a acabar los de los impuestos porque al no acudir a nuestro auxilio vamos a cerrar y a dejar de pagarlos”.

Advirtió que todo esto presagia una situación caótica debido a que no hay claridad de cuándo va a terminar la situación de la “pandemia económica”.

El presidente del Grupo Chilpo planteó que los gobiernos municipal y estatal acompañen a los empresarios “para hacer un reclamo fuerte” a la federación y acuda al auxilio económico de los comerciantes y empresarios, “y cuando nos recuperemos de ahí mismo va a salir, dice el dicho, del mismo cuero salen las correas”.

Explicó que lo que los está sangrando en estos días son los impuestos federales pues el gobierno del estado los apoyó con el 50 por ciento del impuesto vía nómina. “En lugar del 2 por ciento estamos pagando el 1”, explicó.

Se quejó que el gobierno federal se la pasa con los programas sociales, “pero al rato no va a tener ni para responder a esos programas sociales porque no va a tener más impuestos no va a tener nuestro dinero”.

Alarcón Ríos informó que este junio prevén el cierre de unos 150 negocios, porque “ya no podremos soportar un tercer mes”.

Explicó que estos 150 negocios cerrarían en una primera etapa, y en una segunda otros empresarios reducirán el número de empleados al mínimo y recurriendo a los despidos.

Anunció que si siguen así las cosas incluso el ramo de la construcción se verá afectado y empezará a despedir trabajadores, pues aseguró que algunos ya han empezado a rematar parte de su maquinaria para mantenerse, a pesar de que fue una de las actividades que se declaró esencial y abrió a partir del 1 de junio.

Dijo que este giro desde antes de la pandemia ya tenía problemas porque el gobierno federal no estaba generando inversión en Chilpancingo, “pero ahora estamos peor y fue craso error de la federación no haberla declarado desde un inicio actividad esencial”, y reprochó que ahora estén vendiendo sus activos para sobrevivir.

El empresario anunció que en breve se empezarán a ver problemas sociales graves porque habrá despidos y con ello la afectación de familias enteras “y al momento que la gente no tenga qué comer empezará la violencia y la agitación social”.

De hecho dijo que en algunos estados ya se empiezan a ver algunos indicios con la gente que se encuentra desesperada en contra de los cuerpos de seguridad.

“Acordémonos lo que ha pasado en Chilpancingo, nos va a llover sobre mojado. No se nos olvidan los momentos de inseguridad y de violencia que vivimos, aún cuando estos han bajado pueden volver y más complicados que como lo teníamos.

El líder empresarial informó por otra parte que en las últimas dos semanas han fallecido 10 empresarios de diferentes giros por Covid-19. Agregó que un número indeterminado están contagiados.

Dijo que muchos, incluso, no están considerados en los registros oficiales porque existe un sub registro, tanto de los muertos como de contagiados. “Ya no dan pie con bola y la cifra oficial está pasando a segundo término”.

En esta semana falleció el consejero de la Coparmex, Cristian Jesús Castro Chávez, así como el propietario del restaurant Verona y también integrante de la Coparmex, Ignacio Benítez Abarca.

Con información de SUR ACAPULCO

COMPARTIR ESTA NOTICIA

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR