NACIONALES

Profeco da orden a escuelas privadas

Con una multa de hasta 3 millones de pesos, la Profeco ha dado una orden a las escuelas privadas, en medio de la pandemia de COVID-19.

A 31 de julio del 2020 / Con información de Merca 2.0

Una reveladora proyección de la Unesco aseguró que la pandemia de COVID-19 ha obligado a que más de mil 400 millones de estudiantes tanto de escuelas como de universidades permanezcan en casa, como medida de resguardo con la que se ha buscado contener la pandemia de COVID-19.

Este fenómeno ha obligado a que se implementen programas de educación a distancia con todo tipo de desafíos, desde la falta de equipo de cómputo por parte de los alumnos para poder integrarse a estas clases en línea, hasta exigencias desproporcionadas por parte de los educadores, que están exigiendo determinados equipos a sus alumnos, para poder impartir clases.

Multa millonaria a escuelas privadas

Los anteriores casos son solo parte de los desafíos que enfrentan escuelas y alumnos ante la pandemia.

Del lado de las instituciones educativas privadas, una multa millonaria las espera en caso de no obedecer la orden que la Profeco les ha dado.

La dependencia ha pedido que las escuelas privadas entreguen la inscripción a los padres que la soliciten y en caso de no hacerlo enfrentar una multa de hasta 3 millones de pesos.

De acuerdo con Francisco Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, en una entrevista que concedió a Milenio, los padres de familia están en su derecho de pedir la devolución de su inscripción cuando pasan a sus hijos de escuelas privadas a públicas y en caso de estas que no quieran obedecer enfrentarán multas de hasta 3 millones de pesos por caso y en situaciones especiales, la SEP incluso intervendría imponiendo sus propias multas.

Las escuelas privadas se encuentran en un momento muy difícil, pues además del rigor que la Profeco ejerce contra ellas, están perdiendo la plantilla de alumnos, han tenido que migrar a plataformas digitales y la experiencia educativa pues ha tenido que replantearse ante estos elementos.

La realidad que está viviendo el sector educativo privado está, como hemos visto, reduciendo hasta en un 30 por ciento su planilla de estudiantes y esto evidentemente repercute en el este sector visto como mercado, ya que sus ingresos están viéndose limitados.

La lógica del funcionario, explicó en la entrevista, es que las instituciones educativas ya no pueden cobrar lo mismo ahora que las clases se están impartiendo a distancia, por lo que argumentó que es correcta la decisión de poder llevar a los estudiantes de un sistema educativo privado a uno público.

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR