GUERRERO

Suman 256 casos de dengue, siete veces más que el año pasado y seis graves en una semana

Imagen de la entrada a la colonia Las Palmas ubicada al poniente de Chilpancingo, donde se han presentado varios casos de dengue. Foto: Cortesía de Sur Acapulco

En una semana se registraron seis casos de dengue grave en Guerrero: cuatro en Heliodoro Castillo (Tlacotepec), uno en Zitlala, y del otro no se precisó, según el Panorama Epidemiológico del Dengue actualizado al 8 de junio de 2020 y publicado ayer por la Secretaría de Salud federal.

Sólo esos seis nuevos enfermos se suman a la estadística semanal que reportan las autoridades sanitarias, y que asciende a 256 casos confirmados.

Del total, 92 por ciento corresponden a dengue con síntomas de alarma (128) y graves (55).

Según estas cifras, hay 202 enfermos más que en 2019 en el mismo periodo, cuando se registraron 54, que representa siete veces más que el año pasado, cuando 24 casos fueron no graves y 12 con síntomas de alarma y graves.

Esto también revela que la incidencia de dengue con síntomas de alarma y grave está en aumento.

Este año la cifra de casos probables de dengue es de 2 mil 635, es decir, 386 casos más que en el corte anterior, del primero de junio.

El año pasado este dato no llegaba ni a la mitad de los registros actuales, fueron mil 75 casos probables en el mismo periodo.

El mapa de incidencia de cerotipos del dengue señala que en Guerrero existen dos de cuatro posibles virus del dengue, 43 casos corresponden al cerotipo 1 y al cerotipo dos. La presencia de dos tipos de virus en la misma zona aumenta el riesgo de dengue grave.

Según estos datos, la incidencia más alta de dengue confirmado está en Heliodoro Castillo con 12 casos, continúa Zitala con siete, y San Luis Acatlán se mantiene en nueve. En estos municipios los reportes revelan la presencia sólo del cerotipo 2 del virus.

San Marcos con siete casos confirmados, indica la presencia de los cerotipos 1 y 2 en el municipio.

Los 148 casos confirmados restantes se encuentran distribuidos en unos 30 municipios, de los dos cerotipos.

Se suspendió la fumigación de barrido; sólo acuden a casos de dengue, dicen trabajadores

En Chilpancingo trabajadores del área de Vectores de la Secretaría de Salud suspendieron la fumigación de barrido para prevenir el dengue, y sólo se fumiga en las casas de personas que presentan síntomas de esta enfermedad y lo reportan al centro de salud.

Trabajadores informaron que no fumigan de barrido, que consiste en recorrer las calles de la ciudad con motomochilas o en camionetas y esparcir insecticida, y detallaron que no hay una zona específica que indique que hay un brote, porque sólo acuden a las colonias donde las personas se han contagiado y reportan al centro de salud.

Los trabajadores externaron que tan sólo el miércoles acudieron a cinco colonias: Las Palmas, Las Américas, Los Ángeles, Plan de Ayala, El Amate y al poblado de Petaquillas.

Dijeron que han tenido que dejar de hacer algunas labores para el combate del dengue para desinfectar algunas áreas por el Covid-19.

En la colonia Las Palmas se constató que la mayoría de las casas están cerca de la barranca, donde desembocan sus aguas negras y hay mucha maleza, lo que genera la proliferación de zancudos.

El señor Julio López Saldaña de esa colonia contó que él recientemente tuvo dengue, pero que acudió a una clínica particular porque “tenía miedo acudir al hospital general y que me dijeran que era coronavirus”.

Detalló que solicitó a su médico que le hicieran pruebas en el laboratorio para saber qué es lo que tenía, y salió positivo de dengue, “tenía miedo de que me dijeran que era el Covid-19”.

Relató que tenía temperatura de 38 hasta 39 grados centígrados, dolor de cabeza frontal, malestar detrás de los ojos, dolor muscular y en las articulaciones.

Luego de conocer el resultado de sus estudios el médico le recomendó tomar paracetamol, y si la fiebre subía que se pusiera compresas de agua fría y colocar un pabellón, “había noches que no dormía por la alta temperatura y escalofríos”.

Manifestó que al sentirse mejor acudió al centro de salud para reportar su caso y que el personal de Vectores acudiera a su casa para que fumigaran, y evitar la propagación del dengue.

Julio López recomendó a las personas que conozcan e identifiquen los tipos de síntomas para que no se alarmen y acudir al médico para que su salud no empeore, “debemos tener calma porque yo ya me estaba espantando que fuera el Covid-19”.

Con información de SUR ACAPULCO

COMPARTIR ESTA NOTICIA

OPINIÓN

HAZLO EN CASA

SALUD Y BIENESTAR